La infinita melancolía del exiliado ruso

Comparte:

“Gloria” de Vladimir Nabokov. Editorial Anagrama.

Gloria. Vladimir Nabokov. Libro recomendado por Martí Domínguez, periodista y escritor.

Resulta reconfortante recuperar esta lectura de Vladimir Nabokov, del ciclo de novelas rusas, y volver a descubrir su voz clara e irónica, sus adjetivos certeros, agudos y bien perfilados. Nabokov es un maestro de la adjetivación, un prestidigitador de la metáfora, del ritmo narrativo, de la digresión y del juego de palabras. Y como tantos otros rusos, desde Dostoievsky a Chejov, un escritor atrapado por la melancolía, por un tedio existencial infinito. En Gloria cuenta la vida de una familia de exiliados rusos, y su largo y desgraciado periplo, sin acabar de encontrar su lugar en el mundo. Y las peripecias juveniles de Martin, enamorado de una joven rusa también emigrada, coqueta y de “ojos de terciopelo oscuro”. Por fuerza el final tenía que ser estremecedor, algo absurdo, como todo aquello que rodea la vida de aquellos refugiados, desplazados, cosmopolitas, que hablan francés e inglés, incluso algo de alemán, pero que piensan siempre en ruso. Esta novela nos muestra un Nabokov en estado puro, y nos anima a releer su obra, sus inolvidables Pnin, Lolita o Habla memoria. Un Nabokov que, como el protagonista de esta novela, es caprichoso y algo enigmático, pero que nunca defrauda, porque vive la vida como la literatura, siempre al límite.

 

Ver más información del libro en Librería Tirant lo Blanch

 

 

 

No se admiten más comentarios